VOLVER A INICIO

La práctica regular de esta danza permite conseguir múltiples beneficios que dividiremos en:

Beneficios Físicos:

  • Mejora la postura corrigiendo las malas posturas y eliminando la tensión de la zona cervical y lumbar.
  • Aporta una gran movilidad articular en las zonas lumbar, cervical y cintura escapular, evitando la rigidez de las articulaciones.
  • Ayuda a adelgazar y perder peso, se pueden llegar a quemar entre 300 y 500 kcalorías/h según la intensidad de la clase.
  • Desbloquea la zona genital, flexibiliza los músculos perineales y la pelvis.
  • Tonifica y da flexibilidad a los músculos modelando el cuerpo sin sacrificios, con movimientos naturales de la mujer.

Beneficios Psíquicos

  • Desarrolla la creatividad dejando libertad en los movimientos.
  • Al ser clases relajadas ayuda a alejar parte del estrés diario.
  • Pero sin duda es la felicidad contigo misma y con tu cuerpo la que mayores beneficios aporta a nuestro día a día.
BENEFICIOS

El baile es un buen ejercicio cardiovascular, ayuda a mejorar tanto la flexibilidad como la fuerza. Se centra principalmente en los músculos del torso, si bien también mejora la fuerza en las piernas. Muchos estilos de baile hacen hincapié en trabajar de forma aislada los músculos, enseñando a mover varios músculos o grupos musculares de forma independiente.
Las rutinas que incorporan el velo también fortalecen los brazos, los hombros y el tronco superior en general, mientras que los crótalos aumentan la fuerza de los dedos, trabajándolos uno a uno. La danza oriental es apropiada para todas las edades y para personas de cualquier constitución, siendo el bailarín quien controla el nivel de exigencia física. Para muchos de sus defensores es beneficiosa para la mente, ya que fomenta la autoestima, mejora el grado de bienestar de quienes disfrutan practicándolo regularmente.
Algunos médicos lo recomiendan a sus pacientes para recuperarse del parto, así como preparación para el mismo, ya que los movimientos fortalecen y aportan tono muscular a la zona pélvica.
Aparte de ser una manifestación artística, la danza oriental se ha adaptado como programa de ejercicio. Al tratarse de un entrenamiento cardiovascular completo y fortalecer los músculos abdominales, está ganando popularidad entre hombres y mujeres que desean perder peso, ganar flexibilidad y firmeza. Una sesión intensa de sesenta minutos puede quemar alrededor de 330 calorías.

DANZA I ORIGEN I PROGRAMACIÓN I PROFESORA I HORARIOS I GALERÍA I ENLACES